COCINAS


El placer de cocinar es, para quien realmente lo ama, uno de los placeres más exquisitos y placenteros que existen en nuestras vidas. Mirar un sabor sin abrir los ojos o oler un color con la mirada, son acciones rutinarias para aquellos que sienten la cocina más pura. ¿Cuántas veces hemos recordado una fecha extraordinaria mirando un bol de ensalada que combina cinco colores diferentes de vegetales? En definitiva, amar la cocina. Por ello, ARIZTEGI EZEIZA, crea espacios singulares en donde evocar todas estas acciones. Espacios contemporáneos o muy clásicos, o porque no, un “mix” de ambos, como la cocina que presenta ARIZTEGI EZEIZA, con una marcada estética clásica sin perder un ápice de actualidad. El modelo Lira enmarca la zona de columnas con un rabioso brillo cromado que deslumbra y que deja ver el interior de éstas gracias a su cristal transparente. De misma forma, el modelo Elegance, enmarca los frentes de la zona de cocción, realizados en acero, con un marco biselado cromado que enfatiza esa estética clásica-contemporánea. Y para cerrar el círculo el modelo Timeless, con una presencia aplastante gracias al robusto marco con un delicado bisel y con tirador mecanizado en el propio marco, que junto al panelado de las paredes con el roble hacen que elementos actuales como el acero y el cromo conjuguen perfectamente con la laca y la chapa. Lugares únicos y exclusivos donde sentir la cocina en su máximo esplendor. La cocina romántica por excelencia, Britania blanco viejo. Esta cocina desprende un gusto exquisito y un culto a lo clásico sin perder un ápice de vanguardia y funcionalidad.

En su interior, los sistemas más actuales de almacenaje, en su exterior, la belleza clásica. El modelo Britania de ARIZTEGI NEZEIZA se confecciona en diferentes colores pastel muy actuales acompañados de unas finas líneas doradas que dan ese punto clásico pero siempre en su justa medida. Vitrinas que nos dejan ver su interior lacado con la porcelana más delicada, es decir, interiores que se desnudan ante nosotros con suma delicadeza. Cocinas para hablar de las noches en Edimburgo y evocar varios recuerdos frescos sobre un lecho de salmón y nueces. Cocinas para vivir disfrutando.